Seleccionar página

La diversidad y el equilibrio de nuestra alimentación es fundamental para estar en buena salud. Los alimentos que consumimos a diario pueden ser una fuente importante de prebióticos, probioticos  y simbióticos quienes están destinados a  proporcionar grandes  beneficios a nuestra salud intestinal.

En el caso de los probióticos, prebióticos y simbióticos su área de acción esta dirigida al sistema gastrointestinal:

  • Manteniendo el control del equilibrio de la microflora colónica
  • Interviniendo en la actividad endocrina,
  • Controlando las funciones dependientes de la actividad inmunitaria del sistema gastrointestinal
  • Controlando el tránsito y la motilidad intestinal

 

¿Que son los probióticos?

Los probióticos forman parte del grupo de alimentos funcionales que además de su aporte nutricional, contienen componentes beneficiosos para la salud humana en el sentido de que pueden mejorar el estado de salud, producir bienestar y reducir el riesgo a padecer una enfermedad.

El termino Probiótico significa “a favor de la vida” y la Organización Mundial de la salud (OMS) los define como “microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud del huésped “.

Alimentos fuentes de probióticos naturales.

Consiste básicamente alimentos fermentados que nos aportan esos microrganismos vivos que van a a optimizar la digestión, producción y absorción de los nutrientes provenientes de la alimentación y que de paso contribuyen al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, entre otros.

Los probióticos pertenecen a dos grupos microbianos: lactobacilos y bifidobacterias. Investigaciones rigurosas han demostrado la inocuidad de estos dos grupos de bacterias que habitan en el intestino del ser humano. Esta es la razón por la que han sido reconocidos como organismos GRAS (Generally Regarded As Safe) y QPS (Qualified Presumption of Safety) por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos y la European Food Safety Authority, respectivamente.

Importancia de su inclusión.  

Ciertamente contribuimos a restaurar la microbiota intestinal, logrando de esta manera que sus funciones se realicen de forma eficiente al:

  • Inhibir las toxinas bacterianas en el intestino y evitar así las infecciones.
  • Producir sustancias antimicrobianas contra otros organismos no deseados.
  • Estimular el sistema inmune.
  • Actuar en diversos órganos como el sistema respiratorio, digestivo y urinario.

Se han reportado beneficios asociados a la administración de los probióticos tales como: resolver casos de intolerancia la lactosa, reposición de la microbiota después de haber recibido tratamiento con antibióticos.

Los probióticos mas conocidos provenientes de alimentos naturales son el yogurt, kefir, kombucha, pepinillos, chucrut, miso, tempeh.

¿Y que son los Prebióticos y porque favorecen el buen funcionamiento intestinal?

Se define como la parte del alimento que no podemos digerir y que beneficia la salud del individuo gracias a su influencia positiva sobre los microbios que forman parte de la flora intestinal. Los prebióticos, estimulan selectivamente el crecimiento y la actividad de cepas especificas de bacterias en el colon.

Los prebióticos son frútanos, principalmente oligo o polisacáridos de origen vegetal (FOS e inulina respectivamente) o de galactosa GOS que es el oligosacárido de la leche materna.

Características. 

Estos compuestos se caracterizan por ser moléculas de gran tamaño que no pueden ser digeridas por las enzimas digestivas del tracto gastrointestinal alto, alcanzando el intestino grueso en donde son degradados por la microflora bacteriana, principalmente por las Bifidobacterias y Lactobacilos, generando de esta forma una biomasa bacteriana saludable y un pH optimo. Por ejemplo, ellas actúan inhibiendo la proliferación de las bacterias nocivas del intestino que se forman durante la descomposición de los alimentos y que producen toxinas perjudiciales.

La oligofructosa se encuentra naturalmente en muchos alimentos, tales como trigo, cebada, alcachofa, cebolla, bananas, miel, achicoria llamada también escarola o radicchio, ajo y puerro, espárrago, alcaucil o alcachofa.

La lactulosa es un disacárido sintético utilizado para el tratamiento del estreñimiento y de la encefalopatía hepática.

Los oligosacáridos están en los alimentos fuentes de fibra insoluble se encuentra en las leguminosas: soja, frijoles, garbanzos, maní, chicharos (arvejas, guisantes o petit pois), alubias (frijoles blancos o habas), etc.

Los efectos positivos de este prebiótico en el colon es la de aumentar la cantidad de bifidobacterias, aumentar la absorción del calcio, aumentar el peso de las heces, acortar el tiempo del tránsito intestinal, se piensa que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

La actuación de estas bifidobacterias en el colon es muy importante porque ellas producen compuestos que inhiben a los potenciales agentes patógenos, reducen los niveles de amoniaco y producen vitaminas y enzimas digestivas.

Además, durante el proceso de fermentación de los prebióticos se producen ácidos grasos de cadena corta, hidrógeno y dióxido de carbono. Se presume que la función de estos ácidos grasos es la de inhibir el crecimiento de organismos patógenos.


Por otro lado, la presencia de los prebióticos en el colon, contribuyen a incrementar la presión osmótica dentro del intestino, induciendo la secreción de agua e incrementando el peristaltismo (es decir, el movimiento intestinal). Aunado a esto, los gases que también se producen durante la fermentación aumentan el volumen de las heces, todo lo cual contribuye a su efecto laxante obteniendo finalmente un buen efecto para la excreción regular del material fecal.

SIMBIÓTICOS

Los simbióticos son alimentos que en su composición incluyen probióticos y prebióticos y potencian, sobre todo, su efecto beneficioso para la salud intestinal. Un ejemplo serían los preparados lácteos ricos en fibra fermentados por bifidobacterias.

Presta atención a el siguiente punto:

No es necesario adquirir complementos alimentarios comerciales para incorporar a nuestra alimentación diaria los probióticos y prebióticos que nuestro organismo necesita. Como les explique anteriormente, estos están presentes, forma natural en muchos alimentos. De allí la importancia de la diversidad y el equilibrio en nuestra alimentación en donde se incluya en mayor proporción la fuente vegetal y en su forma natural.

Referencias consultadas:

 Suárez J.E. Microbiota autótona, probioticos y prebioticos. Nutr. Hosp. 2015;31(S1):3-9 G.

Olveira Fuster e I. González-Molero Probióticos y prebióticos en la práctica clínica Nutr Hosp. 2007;22(Supl. 2):26-34

https://www.researchgate.net/publication/274072309_Alimentos_funcionales_fibra_prebioticos_probioticos_y_simbioticos_Functional_foods_Fiber_Prebiotics_Probiotics_and_Simbiotics

E-mail: Coach@ZulemaZarzalejo.com






© 2020 All rights Reserved. Design by PraxisCreativa.com