Seleccionar página

Una opción para mejorar la calidad de vida después de los 40

Este tipo de alimentación es conocida como “Plant Based Diet”, y como su nombre lo indica, básicamente se consumen vegetales, frutas, cereales integrales y semillas. Las personas que se han decidido a seguir este tipo de dieta y que se han dedicado a experimentarla con conciencia y a profundidad, han podido corroborar el gran impacto positivo en su salud. Es por esto que, por lo general, este régimen es elegido por personas que tienen como motivo principal mejorar o mantener en buen estado su salud.

Mantener una alimentación basada en platas, ha demostrado que permite revertir muchas de las enfermedades crónico degenerativas que son en parte la consecuencia de mantener de una manera prolongada un consumo elevado de productos de origen animal e industrializados.

Nutricionalmente hablando este tipo de alimentación tiene las siguientes características:

  1. Esta orientada hacia el consumo de una gran variedad de verduras, frutas, cereales, legumbres y frutos secos,
  2. Es baja en grasas saturadas y relativamente alta en grasas insaturadas,
  3. Carbohidratos de fuentes enteras y bajo en procesados
  4. Alto en fibra dietética

Las investigaciones realizadas en las personas que siguen este estilo de vida

Diferentes estudios epidemiológicos han asociado esta alimentación con un riesgo reducido de cardiopatía isquémica o a ciertos tipos de cáncer. El foco de quienes siguen este tipo de alimentación es hacia la salud y el bienestar. Generalmente son personas ganadas a mantener actividades deportivas regulares y consiguen estar en un peso saludable, fuman menos y en su mayoría, no consumen bebidas alcohólicas. La participación de estos factores son determinantes en su asociación con el menor riesgo a padecer estas enfermedades.

Se toma muy en cuenta la calidad de los alimentos que se consumen

Es lo que arrojan estudios sobre la asociación entre comer alimentos saludables de origen vegetal y reducir el aumento de peso.

Las observaciones fueron que las personas que comían muchos alimentos vegetales de alta calidad, como cereales integrales, nueces, verduras y frutas, tenían menos probabilidades de ganar peso que las personas que comieron muchos alimentos vegetales menos saludables, como papas fritas, granos refinados y dulces.

Evidencias de tener un menor riesgo a tener diabetes, enfermedades cardíacas, al aumento de peso y una tasa de mortalidad mas baja

Es lo que se descubrió en las personas que consumen una alta proporción de proteína de origen vegetal frente a proteína de origen animal.

La dieta basada en plantas puede prevenir el deterioro cognitivo

Una nueva investigación encuentra que seguir una dieta rica en alimentos de origen vegetal y baja en productos animales durante la mediana edad se asocia con un riesgo significativamente menor de deterioro cognitivo más adelante en la vida.

Una alimentación basada en plantas puede ser segura siempre y cuando sea adecuadamente planificada

Esto es clave si se quiere evitar los efectos secundarios de las deficiencias graves de nutrientes que no solo afectarían al buen funcionamiento del cuerpo, sino que también a la salud mental.

No menos que en otro tipo de alimentación como la omnívora, por ejemplo, en esta alimentación se debe vigilar sobre todo el aporte de la vitamina B12, además del calcio, las fuentes de ácidos grasos omega 3, la vitamina D, el hierro entre otros. La recomendación es que, si usted se siente inclinada a seguir este tipo de alimentación, se asesore con el nutricionista de su confianza para que lo guíe adecuadamente en la transición hacia una alimentación basada en plantas y pueda así lograr los beneficios que persigue y la pueda hacer parte de su estilo de vida.

Después de los 40 la preocupación esta mas dirigida hacia la prevención

Se busca consumir alimentos con las mejores fuentes de nutrientes y que reduzcan o eviten procesos inflamatorios. Esto se logra al mantener una una dieta equilibrada que comprenda todas las vitaminas esenciales, carbohidratos, grasas y proteínas ajustado a sus necesidades individuales para tener resultados beneficiosos en la salud a largo plazo.

Estos resultados consisten en:

* Reducir los niveles generales de colesterol

* Disminuir el riesgo a padecer accidente cerebrovascular y obesidad.

* Reducir el riesgo de diabetes.

* Aportar alto contenido de fibra y favorecer la salud intestinal.

* Además de contribuir a reducir la huella de carbono.

Aunque todavia  se requiere de muchos estudios, el panorama que se aprecia  es que la balanza se inclina hacia un estilo de vida saludable que incorpore una alimentación basada sobre una alimentación rica en proteína de origen animal y pobre en vegetales y frutas.

Recuerda siempre elegir con conocimiento, buscando las recomendaciones confiables de su médico o especialista de confianza y que una dieta suficiente, equilibrada y saludable ya sea vegetariana u omnívora contribuirá al mantenimiento de la salud y a prevenir enfermedades crónicas no transmisibles de la edad adulta.

Referencias Consultadas:

https://www.medicalnewstoday.com/articles/32207

Farmer,B Nutritional adequacy of plant-based diets for weight management: observations from the NHANES. Am JClin Nutr 2014;100(S):365S-8S

Rosenbloom,C. Murray,R. Food &Fitnes after 50: Eat Well, Move Well, Be Well. 2018 Chicago, IL Academy of Nutrition and Dietetics

Davis, B. Vesanto, M.  2014 Becoming Vegan. Summertown, Tennessee. Book Publishing Company

E-mail: Coach@ZulemaZarzalejo.com






© 2020 All rights Reserved. Design by PraxisCreativa.com